Junto con la tradicional chaquetía y las fiestas de Halloween, cada vez se extiende más en España la celebración de “Holywins”. Con este juego de palabras, que significa “la santidad vence”, esta festividad tiene la pretensión de ayudar a reforzar la fiesta cristiana de Todos los Santos. Con ella se recuerda la llamada de cada cristiano a la santidad, a cultivar la amistad con Jesús y dar testimonio de su amor a nuestro alrededor, transmitiendo el mensaje de que todos podemos ser santos.

Esta iniciativa nació en París en el año 2002. En España, una de las diócesis pioneras de esta celebración es la de Alcalá de Henares (Madrid) donde se celebrará esta fiesta por séptimo año consecutivo.